Cada Día con Jesús

 

Jesús es el centro absoluto de nuestra vida.  El es nuestro Creador, nuestro Redentor y quien nos bendice y capacita cada día para gozar por la eternidad del reino de los cielos. ¡Qué privilegio ser llamados hijos de Dios! ¡Qué privilegio poder servirle!

La iglesia de Maranatha existe y vive sólo por, y para Jesús. Nuestra razón de ser es honrarlo y hacer la obra que él nos ha encomendado de predicar su glorioso Evangelio y preparar almas y familias para la eternidad. Cada uno de nosotros existimos y vimos gracias a él. Te invitamos a que te unas con nosotros, y que cada día, todos los días de este 2018, Jesús se convierta en el centro de tus pensamientos, de tus propósitos, de tus mejores esfuerzos, de tu vida misma.